Y tú, ¿Quién eres?

08 de marzo, 2019 - General - Comentario -

Inma GUISADO

Y tú, ¿quién eres? ¿Dónde está tu jefe? ¿Dónde está tu padre? ¿Dónde está tu marido? ¿Y por qué estás aquí? ¿Pero es que no sabes que esto no es para ti? ¡Pero si eres una tía! ¡Vete a fregar, aquí no pintas nada! ¡Vienes a buscarte un novio!

Ella tenía a penas 20 años cuando escuchó todo esto. Ayudaba a su padre en el negocio familiar, hacía fotos en un partido de fútbol. No la tomaron en serio, pararon el partido ¿Cómo iba a ser eso? ¿Cómo iba a estar una mujer a pie de campo? El árbitro se negó, llamaron a la Federación, le hicieron demostrar en reiteradas ocasiones que tenía acreditación. Que era fotógrafa. Que lo sigue siendo.

Autor: desconocido. Archivo personal

Luego se hizo mayor y fue a la universidad. Se siguió formando. La fotografía (en femenino, por cierto) le dio todas las alegrías que siempre da a todos los que se acercan a ella. Y trabajó, en un mundo de hombres, en una redacción de hombres, en una revista de hombres. Y la miraron mal, la trataron mal, por ser mujer, por trabajar, por hacer más y demostrar que podía hacer las cosas igual que sus compañeros.

Se convirtió en la fotógrafa de los famosos. De todos sacaba su lado humano. Todos la conocía y, a la vez, nadie lo hacía. Ante su objetivo pasaron las caras de todos los que hoy forman parte del recuerdo de tu abuela, de tu madre y de ti. Y se convirtió en una de las más grandes, pero a la sombra. Engaño a un director de cine, eligió el vestido que ganó Eurovisión, se coló en el camerino de un grupo de música internacional… Lo hizo todo, pero nadie lo supo.

Y se retiró. Se retiró porque dejaron de interesar los temas humanos y comenzaron a interesar los cotilleos. Porque dejaron de vender las aventuras y comenzaron a interesar las historias de alcoba y colchón. Se negó, se fue, se mudó a una isla, se convirtió en chef. De una pasión, saltó a otra.

Envejeció en la isla, entre fogones y arroces, pensando que nunca había hecho nada importante. Enfermó de la vista y comenzó a perderla. Maculopatía degenerativa. La fotógrafa que se quedó ciega, triste historia. Tuvo que cumplir más de 70 para que alguien se diese cuenta del valor de su trabajo y de la importancia de su archivo ¡Y menos mal! Porque de no ser así, nos habríamos quedado sin ella.

Y tú, ¿quién eres? ¿Dónde está tu jefe? ¿Dónde está tu padre? ¿Dónde está tu marido? ¿Y por qué estás aquí? ¿Pero es que no sabes que esto no es para ti? ¡Pero si eres una tía! ¡Vete a fregar, aquí no pintas nada! ¡Vienes a buscarte un novio!

¿Te suenan? ¿Aun? ¡Qué triste! A Joana Biarnés, también. Tenía 83 años cuando murió hace apenas unos meses y fue la primera fotorreportera de España. Y tú ¿la conoces? No te preocupes, casi nadie lo hace, pero quizás deberías pararte a investigar quién fue la primera que comenzó a disparar en femenino. Mujer tuvo que ser. 

Carlos García Pozo para elmundo,es

Si has llegado hasta aquí has decidido investigar más sobre esta mujer, este es tu documental: http://www.rtve.es/alacarta/videos/imprescindibles/imprescindibles-joana-biarnes-entre-todos/3624661/


Rosa
08 de marzo, 2019
Me ha encantado el artículo. Narra la vida de esta mujer de una forma amena y crítica. Sin agresividad. Me ha gustado. Invita a reflexionar y a investigar. Enhorabuena.

Deja tu comentario
Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

1 + 7 =
Últimas entradas
Categorías
Ver anterior Ver siguiente